miércoles, 5 de diciembre de 2007

Me mojo

Intentando escapar de esa ambigüedad que cultivo, sin duda, más de lo que yo mismo creo … me voy a mojar.

Teniendo en cuenta la situación esquizo-política que vivimos … me voy a mojar.

Siempre he votado en blanco. Siempre o casi siempre. A veces he votado a Izquierda Unida (en mis comienzos en esto del derecho a voto) y una única vez al PSOE. En mi forma de entender la política y la sociedad no entra abstenerme. Respeto esa forma de pensar pero no la comparto. Mis argumentos son simples. Todo se puede decir en las urnas: todo. Hasta la repulsa del sistema o la disconformidad con la actitud de los políticos. Mi voto en blanco tenía un significado.

Ahora, visto lo visto, creo que hay que dar un paso más.

Si ser de izquierdas es:

Creer que la gente tiene los mismos derechos independientemente de con quién se acueste, de en qué creo , de cómo vista o de donde viva: LO SOY
Estar en contra de que la superstición conduzca la vida pública y que sean los enviados de un dios en la tierra los que tutelen las leyes y el comportamiento: LO SOY

Claro que, si ser de derechas es:

Pensar que los derechos individuales están por encima de entelequias colectivistas: LO SOY
Que la libertad de mercado es una condición necesaria para el desarrollo de una sociedad: LO SOY
Estar en contra de mamarrachos populistas como Chaves, Castro o Evo: LO SOY

Además me parece importante resaltar la diferencia entre la democracia liberal y la democracia a secas: Mientras que en la democracia liberal es una condición necesaria la separación de poderes, la libertad de prensa, las libertades de culto y pensamiento … etc, en la democracia a secas esto no se da. De esta manera, son democráticamente-a-secas muchas decisiones que NUNCA pasarían el mínimo filtro de la democracia liberal (el referéndum de Franco, algunas elecciones en América Latina …) . Apelar a la democracia como lo-que-el-pueblo-vota y que eso sirva como única legitimación es un error bastante frecuente.

En el sentido de lo que comentaba en mi primer párrafo, surge UPD. A muchos puede que os suene por ser el partido impulsado por Fernando Savater, Rosa Díez, Vargas Llosa … etc. Hemos llegado a un punto en el que urge un partido que, desde la seriedad y no desde el populismo facilón, apoye ciertos cambios que hagan dar a España ese paso adelante en lo político-social que hemos dado en lo económico hace ya un tiempo:

Reforma de la Ley Electoral
Desligar de una vez para siempre la idea de nación, estado … etc de anclajes en el pasado.
Dar un paso adelante importante en lo que se refiere a Laicismo, humanismo y libertad de comportamiento, pensamiento … etc.
… por no hablar de la necesaria unidad ante los asesinos que nos hacen la vida menos libre a todos nosotros.

Para más información os remito a la pagina web del partido y a su manifiesto. A mí me a parecido interesante cuanto menos. Un proyecto en el que merece la pena creer … por lo menos a priori. El necesario contrapeso que existe en casi todos los países occidentales importantes. Una forma de mojarse. Una apuesta. Veremos a ver como se desarrolla la campaña electoral. Veremos.

4 comentarios:

Sol de Invierno dijo...

No puedo evitar escribir mi segundo comentario del día (acabo de colgar uno sobre tu anterior post), para reafirmarme en mi pensamiento de que estamos en la misma onda, y si de política se trata, aún más.

No recuerdo si en nuestra última cena mexicana comentamos este tema, pero hace tiempo que visité la web de UPD, para confirmar mi pensamiento sobre este nuevo partido, el primero que va a merecer mi voto en 29 años de vida, por ser el primero que me representa, cercano a mis ideologías alejadas del maniqueísmo que dirige nuestros días...

Y creo que no vamos a ser los únicos. Me da la sensación de que hay mucha gente joven que va a dejar de sentirse huérfana de cara a una representación en las urnas.

Espero que la confianza depositada merezca la pena...

Pikolake dijo...

Ah!!! Este era el cambio que ibas a dar al blog.

Con lo que te gusta hablar de política... con lo que hemos hablado de política y teniendo un lugar en el que expresarte, hasta hoy te habías "mojado las ganas en el café".

Me alegro del cambio.

Bueno... pues siento no estar de acuerdo con la idea de que UPD es la revolución. No, no lo es (al menos en mi opinión), porque al final será un partido más, que velará por sus intereses y no por los del pueblo.

Para empezar, la idea no es nueva, ya otros se apuntaron al carro del "centro", pero con menos poder mediático del que disponen los Savater, Díez o Llosa.

Rosa Díez, cabeza visible de este proyecto, viene rebotada del PSOE, del partido que no la eligió para ser candidata (desde entoces creo que mantiene una relación de amor desasistido con Zapatero) y del que ha estado cobrando y representando (¡vaya representación!) a la vez que les maldecía por distintos medios, hasta que finalmente abandonó su disciplina.

Está claro, que algo se tendrá que inventar, en el que tenga cabida todo el mundo (al menos, el que tiene un par de dedos de frente) y se acerquen posturas, pero no creo que sea UPD.

Bueno... y no doy más la chapa por hoy...

Salud!

PD: por cierto Fidelio, este modelo que defiende UPD, ¿Se parece al partido democrático de EE.UU.? Recuerdo que de "pequeños" era tu modelo... JFK y tal...

Fidelio dijo...

Un par de cosillas:

Sol de Invierno: Me alegra que, en esto también, coincidamos de esa forma ... ¿Nos vamos a ver este finde? ... sin duda tendremos tiempo de comentarlo más a fondo...

Pikolake: El cambio del Blog es más un cambio de forma de afrontarlo que de contenidos en él.
También me gustaría hablar contigo más de cerca sobre este tema para concretar por qué no estás de acuerdo.. discrepo contigo en que algún proyecto serío y PROGRESISTA haya tenido lugar en España ...
Por otra parte ... el Partido Demócrata americano sería el PP de aquí ... para el Partido Republicano no hay comparativa posible ... además, los modelos son muyyyy distintos.

Besos

Pikolake dijo...

Ok! Cuando quieras hablamos.
¿Cuándo te vas a pasar por casa de tus padres?

En cuanto a las propuestas de la índole que sean... evidentemente es más "seria" cuanta más repercusión en los medios tiene, porque al final la propuesta llega. No te voy a hablar del "poder" del 4º poder.

Lo de JFK y demás... era una coña!

¡Que divertido e interesante se ha puesto!