miércoles, 8 de octubre de 2008

De tipos de interés

Tomo aire. Allá voy:

El tipo de interés es el precio que el Banco Central de turno (el europeo, el americano, el inglés) presta su dinero al resto de bancos de su sistema, por tanto:

Si el tipo de interés del Banco Central Europeo baja:

- Prestará más barato el dinero al resto de bancos (los bancos ‘normales’)
- Éstos tendrán más dinero para poder prestar a los usuarios como tú y como yo (mayor liquidez)
- Como el banco presta a la gente un pelín más caro de lo que le prestan a él, al resultarle ahora más barato el dinero, también te será más barato a ti.
- Al ser más barato la gente pedirá más créditos.
- Por tanto habrá más dinero en la calle.
- Por tanto los precios subirán (inflación)

Como el Banco Central Europeo (BCE) lo dirigen más o menos en la sombra los alemanes, y a los alemanes les da pánico la inflación (después de la Segunda Guerra Mundial se dieron cifras brutales en su país) … pues el BCE tenía muchísimo miedo a bajar los tipos de interés … pero claro, los que le pedían que los bajará decían que

- Si bajas los tipos de interés habrá más dinero en la calle (razonamiento expuesto arriba)
- Con más dinero en la calle la gente compra más
- Si la gente compra más, obviamente, se vende más y por tanto aumenta la actividad económica
- La economía se reactiva y mejora la situación de todos
- Sin olvidad que el famoso EURIBOR (el precio al que se prestan dinero los bancos entre ellos) también bajará, ya que este índice suele estar un pelín más alto que el tipo de interés del BCE pero más bajo del que nos prestan a nosotros …

La verdad es que los dos, teóricamente, tienen razón. El Banco Central Europeo es una entidad independiente de gobiernos y, por tanto, toma sus decisiones sin hacer caso a las presiones de los mismos (todo esto teóricamente). Por tanto en esta disyuntiva entre aumentar el crecimiento o frenar la inflación, el BCE se ha alineado siempre en la segunda opción … a ellos lo que les preocupa, básicamente, es la inflación … el resto vendrá como consecuencia de ese control. (En EEUU parece que se preocupan más por el crecimiento que por la inflación ...)

Además, una bajada de tipos implica otra serie de cosas:

- El precio del dinero (más o menos) es la rentabilidad que te dan los depósitos o productos de renta fija (en los que tienes asegurado un X% de remuneración al acabar el ‘plazo’)
- Por tanto, si el tipo de interés baja, baja la rentabilidad de las inversiones ‘seguras’ (Tesoro Público, plazos fijos, fondos garantizados … etc)
- Luego, la gente ya no mete el dinero en esos sitios … pero ¿qué hace con ese dinero?:

o A) Lo lleva a la bolsa y compra acciones que dan más rendimientos … o sea que … sube la bolsa
o B) Se lleva su dinero (por ejemplo) a EEUU donde ahora le dan más pasta que aquí por sus ahorros. Para eso tiene que cambiar sus €uros en Dolares, luego vende €uros y compra Dolares … luego el €uro baja con respecto al dólar (el €uro se deprecia) .

Pero podríamos seguir hasta el infinito casi … porque, ¿es malo que el €uro se deprecie?:

- Para mí, turista que voy a EEUU es una putada porque puedo comprar menos con mis €uros …
- … pero para las empresas americanas, es un chollo porque podrán comprar más en Europa …
- … luego la economía europea se hace más competitiva y crece …

Bueno, lo que me gusta de la economía es que resulta algo parecido a la medicina … para arreglar una cosa tienes que tener mucho cuidado al mover otra porque todo está relacionado.

Un último apunte: ¿Por qué es tan mala la inflacción? … total, si suben los precios, suben los sueldos en la misma proporción y ya está. A mí me da igual que una manzana me cueste 1 €uro o 1000 €uros … en lo que pueda comprar las mismas manzanas con mi sueldo. Pues bien, eso no es así porque:

- Todos sabemos que en algunos trabajos los sueldos suben por debajo de la inflacción así que … comprarás menos manzanas … pierdes poder adquisitivo
- Aún en el caso de que los sueldos subieran como la inflación, te meterías en una espiral bastante complicada de parar:
o Suben los precios (inflacción)
o Suben los sueldos (más dinero en la calle) … lo que implica que ..
o Suben los precios …
o … etc, etc, etc … ¿Cuándo para esto?

Una curiosidad final, cuenta la leyenda que en la Alemania de posguerra, era más barato calentarse quemando billetes de Marco que con leña o carbón. Pongamos el ejemplo en la actualidad: Supongamos que un kilo de carbón cuesta 100.000.000 de €uros …. Posiblemente quemando el papel que sale de los billetes que hay en 900.000.000 de €uros podríamos calentarnos igual que con el kilo de carbón y encima nos quedarían 100.000.000 de €uros para nuestros gastos (pocos, pero bueno) … ¿no parece un poco locura una subida en espiral de los precios?

También cuentan que en Bolivia durante los periodos de inflación bestial lo obreros cobraban al mediodía para poder dar el dinero a sus mujeres y que fueran al mercado a comprar lo antes posible ... porque por la tarde los precios ya habían subido … Una locura que hace que perdamos una de las cosas más importantes en economía … que el precio refleje realmente el valor de un producto …

Es por esto, también, que la solución a la crisis no es “imprimir más billetes para que la gente tenga más dinero” como dijo Andy del gran duo de Agro-Pop-Romántico Andy y Lucas …

En fin, pues nada … ya me he quedado a gusto. Saludos

3 comentarios:

Sol de Invierno dijo...

Supongo que todos aquello que como Andy, o yo misma, no tenemos ni idea de Economía, te agradecemos este post. Aprovecho y te mando un link que creo te puede gustar: http://leopoldoabadia.blogspot.com/search/label/%2B%20ANEXO%201%20Crisis%20NINJA
Es el blog de un señor que vi ayer en el programa de Buenafuente, y que analiza la situación económica de forma sencilla y llena de humor. Si tienes un ratillo échale un vistazo. A mi me ha gustado especialmente lo del fabricante de calcetines de Mataró...

Fidelio dijo...

... pues tomo nota de tu recomendación, Sol de Invierno ... y, por favor, no te compares con Andy ... :-)

Anónimo dijo...

Pues muy bien explicado, creo yo. Supongo que, como siempre, lo óptimo es buscar cierto equilibrio en alguno de los ámbitos relacionados. Aunque a veces haya que elegir.
A mi lo único que no me acaba de cuadrar es la preocupación constante y angustiosa por las bolsas, ya que aunque estén cayendo o subiendo tan rápidamente día a día, la realidad es que mirando los resultados a uno o dos años los valores "estrella" ni se han depreciado tanto ni han dado tanto subidón en estos últimos días.
Y otra cosa, ¿sería posible explicarle al 90% de los periodistas de este país la diferencia entre una décima y una centésima para cuando hablen del Euribor? Por Dios, no es tan difícil...
Besotes

Sinclair