miércoles, 24 de enero de 2007

Esas cosas absurdas (VOLUMEN I)

Pues sí. Evidentemente por mi cabeza pasan millones de ideas raras a lo largo del día. No me atrevería a decir que superan en número a las normales, pero… por ahí andan.
Tengo mogollón de manías absurdas… en serio, un montón. Pensamientos raros. Creo que los que me conocéis mejor sabréis ya de alguna de ellas. Para el resto… allá van:

No soporto las barbas sin bigote: Efectivamente, me ponen nervioso. ¿Habéis visto alguna vez a esos rabinos que las llevan así, sin complejos? Te juro que dan ganas de dibujarles un bigote con un rotulador enorme… y de paso pegarles un empujón … porque sí.

Vomito cada vez que oigo a ColdPlay: No sé si es por esa pedante forma de cantar. Por creerse Radiohead cuando no pasan de unos U2 para estudiantes de literatura petardos. Os juro que me duermo. No los soporto. Si algún día alguien quiere acabar conmigo poco a poco, que pruebe a ponerme alguna canción de su nuevo disco mientras duermo.

Necesito tener en la bañera tres o cuatro tipos de gel: Me aburro de los olores. Tengo como un millón de botes de champú y gel en el baño. Si a eso le añadimos hasta cuatro tipo de colonias, tres marcas de desodorante y algún que otro cambio de pasta de dientes, podríamos decir que soy un pelín maniático.

Me ponen nervioso las zapatillas de estar por casa colocadas asimétricamente: Me explico: Si están emparejadas en el suelo la zapatilla derecha debe estar en la derecha y la zapatilla izquierda en la izquierda. Al revés me producen un desasosiego difícil de explicar.

Después de ducharme, tengo que vestirme en la habitación: Nunca en el baño. No me gusta. ¿Por qué? Ni idea. Supongo que tiene que ver con el hecho de que cada cosa tiene su sitio.

He cogido manía física al presentador del Telenoticias Edición Noche: Es bajito (o eso parece) y regordete. Lleva gafas. Si estás no son razones de peso sólo encuentro una más importante: es un vocero de Esperanza Aguirre. Puede que lo sea sin querer. Obligado por la situación. Puede que tenga una hipoteca, tres hijos y un perro que alimentar. No seré yo quien de lecciones de nada. Es simplemente que … no puedo con él …

Me da cien mil patadas la gente que dice “¿Sí, no?”: Tú les comentas alguna cosa medianamente increíble y ellos contestan “¿Sí, no?”… sí, no ¡¡¡¡ qué !!!!!!
Te juro que me dan ganas de cogerles del pecho y gritarles .. “¡ O sí o no, coño! ¿A ti no te enseñaron que negación y afirmación no deben ir juntas? “ Es para asesinarles. En serio, nunca me digáis eso. Hacedlo por mí.

En la TV, la cantante de Black Eyes Peas se reboza en pastel con un bañador mínimo. La canción no vale un pijo. Ella sí, Dios sabe que sí. Aunque supongo que, al paso que va, Dios será el último en enterarse. Yo me doy por informado. En otro canal Esperanza Aguirre inaugura la restaurada catedral de Getafe. Como en la puta Edad Media, un grupo de gente aplaude a su paso camino del altar. Algo debemos estar haciendo mal… Por cierto, ¿sabéis quién presenta la noticia? … Dios, no le soporto…

5 comentarios:

inquilino dijo...

Uy, manías absurdas... yo también tengo muchas. A ver, que me acuerde, así de pronto:

No soporto la información meteorológica: Aparte del hecho de que nunca logro decir esa maldita palabra a la primera, ¿qué leches me da a mí el tiempo que va a hacer el martes en Zamora? Ni siquiera me importa el que vaya a hacer en mi barrio.

Odio los paraguas: (Dios, esto empieza a parecer una fijación. ¿Será que en otra vida fui Paco Montesdeoca?) Pues sí. No puedo con ellos. Los pierdo, me enredo con la gente, subo al metro y acabo empapada de rozarme con mi paraguas... Nada, que mejor lo dejo en casa, me pongo un buen abrigo impermeable y me mojo el pelo, que dicen que así crece.

Las servilletas de tela: Pues sí. Las de papel serán todo lo cutres que ustedes quieran, pero es que las de tela ¡¡me dan una dentera!! No soporto el tacto de ese tejido en la parte alta de mis yemas de los dedos, justo donde se juntan con la uña. Y esa sensación siempre de que nunca están limpias del todo.

Las cazasitios del metro: Se abre la puerta del vagón y, allá van, raudas y veloces. Pisarían a su madre con tal de plantar el culo en el asiento libre. Se bajan en dos paradas, pero es igual, han logrado el premio y eso es lo que importa.

Mis tazas: Mi café de la mañana sólo puede ser en dos de mis tazas. Dos quintas partes irán rellenas de leche calentada en el microondas, otros dos quintos café expreso recién salido de la cafetera (ni se te ocurra meterlo al microondas que no me lo tomaré) y la quinta parte que falta la añadiré yo de leche fría una vez que esté sentada frente a mi taza. El resto de día ya no quiero café: me paso compulsivamente al té. Y, por supuesto, tendrá que ser en otro tipo de taza.

En fin, tengo más pero no quiero que piensen que soy maniática :-P

Fidelio dijo...

... bienvenido al club de los pequeños/grandes maniáticos ... !!!

Pikolake dijo...

Vaya panzada que me he dado a leer.
Llevo más de una hora leyendo post y comentarios (of course). Y es que no había leído más que el primer post (nunca pensé que fueses a escribir tanto... con los antecedentes fotográficos).

Creo que me voy a absterner de hacer comentarios a lo publicado hasta ahora, porque ya no tendría mucho sentido. Pero si me comprometo a seguirte más de cerca y hacerte todo tipo de observaciones paternas, de esas que taaaanto te repatean.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Ja, ja! Me ha encantado.
Es curioso porque hace algunos años, Fidelio, recibí un mensaje tuyo en el que, para conocer mejor a tus amigos, te hacía un montón de preguntas a las que había que responder concisamente. Una de ellas era: ¿qué es lo que más odias? Y llevo años dándole vueltas al hecho de que contesté muy rápido, de que solo puse algo que odio al nivel superficial y de que en realidad hay unas mil de estas "cosas absurdas" que no soporto y que no conoces.
Con los años he llegado a la conclusión de que realmente me importa mucho que la gente a la que quiero sepa lo que me gusta tanto como lo que detesto de forma intrascendente y a la vez necesaria. Besos mods
Sinclair
PS: Por cierto, de acuerdo totalmente con lo del mediocre de telemadrid

oveja negra dijo...

Uff doy fe de las manías de Fidelio son totalmente ciertas…y añado otras que podrían resumirse como lo que me me saca de quicio a mi...

Fregar con el grifo del agua abierta: no te enteras de que estamos en sequía!!!

Cambiar compulsivamente libros, cds, y cosas varias de sitio: luego no encuentro nada!!porque claro la cambias pero con tu memoria de pez no sabes donde lo has puesto.

Tener 16 botes de gel y de champú: por mucho que te canses de los olores más coñazo es cada vez que toca limpiar la bañera levantar los dichosos botecillos

Comer los bollos de codan y dejar el envoltorio vació en la nevera: sin comentarios…

Bueno podría poner muchas más pero tampoco quiero ser muy mala y ademas yo se que yo también hago cosas que te sacan de quicio…